The Persistence

¿Has escuchado hablar de la expresión “cuchillo de dos filos”? Pues bien, para mí, esta es la forma perfecta de describir la realidad virtual. En teoría, el concepto funciona a la perfección – sólo tienes que colocarte unas gafas especiales y eres transportado a un mundo completamente virtual. Sin embargo, hay una serie de aristas que deben ser limadas en lo que respecta a la tecnología y The Persistence, por desgracia, revela las debilidades de la realidad virtual y como, aún, existe un largo camino por recorrer. A estas alturas, supongo que ya sabes a lo que me refiero: los mareos causados por la tecnología.

De una forma general, The Persistence funciona como un juego en primera persona normal, excepto por la adición de la realidad virtual: donde comenzarás a recorrer sala tras sala de una enorme nave espacial, huyendo o matando zombies sigilosamente a medida que avanzas en dirección a tu destino. El hecho de manipular un pequeño cursor con la cabeza para interactuar con ciertos elementos del medio ambiente – como abrir puertas y coleccionar objetos, por ejemplo – no ayuda en nada en este aspecto: tal como dije anteriormente, el ambiente del juego “gira” delante de tus ojos- porque cada pequeño movimiento que hagas tendrá un efecto físico y psicológico acentuado por la realidad virtual.

Los productores de Firesprite, a pesar de todo, se dieron cuenta de esta situación y añadieron ciertas características al juego que te permiten elegir diferentes configuraciones con diferentes grados de comodidad y de juego, para que se adapte mejor a tu estilo: – además de viñetas que aparecen en las esquinas de la pantalla cada vez que te mueves, existe también la posibilidad de desplazarte teletransportándote de un lugar a otro. Esta última opción, en particular, ayuda a reducir el mareo causado por la tecnología, pero en un juego muy oscuro en el que te encuentras perseguido por zombies, fácilmente pierdes el sentido de la orientación y en este caso, eso significa morir.

Por supuesto, incluso con los diferentes diseños de la nave, las salas, los pasillos y la estructura general de la nave siempre serán similares – aun así, este recurso proporciona un grado decente de replayability El juego ofrece, además, una cantidad muy interesante de armas que puedes desbloquear y mejorar en diferentes estaciones repartidas por la nave – una de las más interesantes, es un suero que se puede poner a un enemigo de tu lado, haciendo que luche contra otros mutantes. Para un juego de realidad virtual, es muy satisfactoria la diversidad de armas y mecánicas a tu disposición (partiendo del principio de que tienes suficientes recursos para ellas) que se adaptan a las más diversas estrategias.

Los gráficos van en contra de lo que has visto en juegos de realidad virtual – no son propiamente impresionantes, pero son lo suficientemente buenos para crear una atmósfera muy pesada, tediosa y envolvente. El sonido es la verdadera estrella en este campo y es el que ayuda realmente a hacer emocionante el juego: bastaba con escuchar un pequeño gruñido a tu lado para girar inmediatamente la cabeza.

The Persistence puede no ser el juego más interesante presente en este momento en Playstation VR pero es, probablemente, el que posee la atmósfera más espantosa de entre todos los que he jugado. El hecho de que el diseño de la nave espacial cambie y, sin embargo, se mantenga lo suficientemente reconocible, hace que tengas que prestar atención constante y adaptarte a las nuevas condiciones, ofreciendo una replayability que poco se ve en los juegos de realidad virtual. El juego mezcla una serie de géneros – como rogue, de ciencia ficción, de sigilo, acción, terror, entre otros- y será sin duda una buena opción para aquellos que gustan de estos estilos. Claro está, esto si consigues superar las náuseas y los dolores de cabeza.

 

Write a Comment

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad