The Messenger

El verano de 2018, sin duda, fue verdaderamente sensacional para los indies y The Messenger, de Sabotaje Studios es una buena muestra de este actual brillo que cubre a nuestra industria. Desarrollado por un pequeño equipo de 9 Franceses, The Messenger es un título desarrollado por los fans que crecieron con los mismos clásicos que tú creciste, y que los motivó a desarrollar su propio homenaje. Es fácil mirar a este título y sentir que podía muy bien ser un juego de los años 80 o 90, una especie de Ninja Gaiden o Shinobi.

Si miras el trailer, te quedarás enganchado con The Messenger y con la premisa de jugar algo al estilo de estos ya mencionados clásicos. Los indie son una puerta muy agradable para juegos de menor envergadura cuyas raíces están en décadas ya pasadas, y el presente título es un buen ejemplo de ello.

The Messenger te traslada a un Japón Feudal donde los monstruos vagan y tu misión es muy simple: llegar a la cima de la montaña para entregar un mensaje dejado por el Héroe del Oeste. Para llegar allí, tendrás que enfrentarte a varios jefes y descubrir que no todo es tan simple como parece. The Messenger está cargado de buen humor y hay muchas referencias que juegan con otros juegos.

Esta jornada se realiza a través de un juego muy simple y que recrea los clásicos – saltar y golpear con la espada a los enemigos. Sin embargo, todos los juegos necesitan de su mecánica especial, que te reta y que hace más dinámico el juego. En The Messenger, esta mecánica es la posibilidad de realizar un doble salto después de golpear con la espada. Todo el diseño de niveles y de jefes está basado en esa acción fundamental.

Una estética cargada de nostalgia

Sabotaje Studios logró en pleno hacer que sientas la satisfacción de esa mecánica y es una forma de combinar los clásicos del pasado con las mecánicas más dinámicas de imperan en la actualidad. The Messenger combina el pasado con el presente, algo que puedes sentir en la adquisición de nuevas habilidades o herramientas (planeador para flotar por entre los agujeros en el suelo o el gancho horizontal para llegar a algunas plataformas).

Con esta mecánica del doble salto, el planeador y el gancho, The Messenger se mantiene en la misma línea, pero ya preparado para que desafiar a través de sus niveles y colocación de los enemigos. Esto es todo lo que se espera de un juego de estos.

No obstante, a pesar de que los últimos niveles muestran un lado de forma dinámica sensacional de este The Messenger, tal como los jefes, la gran mayoría de los niveles diseñados por Sabotaje es increíblemente simple; lo que le resta mérito al juego. Y es que, incluso aunque mueras algunas veces, aunque llegues a dominar los conceptos básicos y si estás acostumbrado a juegos del estilo, The Messenger, no tendrá ninguna dificultad. Esta fue la mayor decepción que sentí con el juego, sobre todo porque los últimos niveles suben se vuelven desafiantes, juegan con tus reflejos y juegan con el ritmo; todo eso que deseas desde el principio del juego.

No obstante, será fácil sentir que The Messenger es un hermoso homenaje a los clásicos, en ese aspecto cumple, pero también podrás sentir que si se hiciera un poco más, si Sabotaje Studios hubiera ariscado más en el diseño de niveles, The Messenger podría figurar como una referencia actual del género. En un momento en el que hay muchos indies que intentan apostar por una experiencia similar, la adorable y divertida nostalgia no es suficiente para colocar a un título como The Messenger en lo más alto.

A pesar de sus inspiraciones provienen del pasado, The Messenger está lleno de mecánicas actuales. Desde que figuran en los puestos de control para no hacer que la experiencia sea frustrante (Sabotaje revela una gran capacidad para gestionar los puntos de verificación de acuerdo con la dificultad de las zonas) a la presencia de una tienda con un vendedor misterioso, The Messenger, ofrece la posibilidad de comprar power-ups. Mejoras para hacer que este título sea más completo. Sin embargo, no esperes que esto funcione inicialmente como un Metroidvania, ya que no puedes retroceder a otros niveles. Sólo después de terminar toda la historia es que podrás vagar libremente por los niveles y tratar de descubrir los secretos o lo que has dejado atrás.

La trama de dibujos animados es uno de los principales atractivos de esta Retro Gaiden, y resulta muy bien dada la personalidad de este The Messenger. Lo malo es que pasadas las poco más de 7 horas necesarias para llegar al fin, sentirás que el diseño no te reta como lo deseas. Cuando piensas en un juego de estos, piensas en dificultad, piensas en secciones difíciles y momentos que te hacen sentir especial después de superar a todos los jefes de la historia.

The Messenger puede ser mucho más interesante cuando lo terminas y te dice que tienes que hacer (cuando puedes saltar libremente entre niveles), pero cuando llegues allí podrás estar ya un poco desanimado con lo que podrías haber experimentado antes. Así, The Messenger se abre para nuevas mecánicas de los niveles (como el cruce de niveles mecánicas y dimensionales), yendo más allá de una mera jornada de nostalgia.

The Messenger es un juego que no puede ser calificado como un mal título; pero que nos deja la sensación de que podría haber ido más lejos. Desde que lo ves, sientes que tienes que jugar y constatar si en realidad se trata de un juego que combina su diseño actual con lo mejor del pasado. Sin embargo, sólo los últimos tres niveles presentan un diseño que realmente glorifica el concepto, con secuencias que ponen a prueba tus reflejos y tu velocidad. Los jefes son fantásticos y el estado de ánimo, también lo es, pero con un poco más de esfuerzo, Sabotaje Studio podía haber creado una referencia, y no sólo un satisfactorio título independiente.

Write a Comment

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad