West of Loathing

West of Loathing es un título que, en realidad, no es tan simple como su estilo artístico podría llevarte a creer. Su paleta de colores en blanco y negro, los personajes en forma de palitos y el tosco arte dibujado a mano pueden parecer carentes de personalidad, pero en la práctica, su simplicidad visual actúa como un lienzo maleable para tu imaginación.

West of Loathing es un juego de aventuras / RPG híbrido que incluye una trama absurda con una increíble flexibilidad mecánica, haciéndolo, en términos generales, un título bastante entretenido.

La columna vertebral del juego son sus chistes y su humor. Y esto puede observarse, ya, desde la narración principal, que involucra un extraño evento cataclísmico con vacas demoníacas y payasos de rodeo. La narración se encuentra llena de ironía y juegos de palabras, además, un elemento característico del juego, es que las conversaciones con los personajes se desarrollan como bocetos cortos.

El juego inicia seleccionando una de tres clases diferentes: Cow Puncher, Bean Slinger y Snake Oiler. El Cow Puncher es una clase de estilo guerrero, el Bean Slinger usa legumbres como fuente de magia y el Snake Oiler hará uso del petróleo como un arma principal. Pero aunque cada clase viene con su propio conjunto de habilidades únicas, West of Loathing también permite asignar puntos de experiencia manualmente para personalizar a nuestro personaje. Eso significa que no hay nada que te impida tener un Bean Slinger con ciertas habilidades de un Cow Puncher, por ejemplo.

El combate de West of Loathing consiste en un sistema basado en turnos simples, donde los personajes se encuentran situados en una parrilla de 3×6. Lo que hace de la mecánica del juego algo entretenido y sencillo a la vez.

Lo que es más interesante de la mecánica de West of Loathing es que es un juego de aventura, a la vez que un RPG, y uno de los subproductos de esto es que hay múltiples soluciones para cualquier problema que se nos presente. Tener el artículo correcto en tu inventario (algunos de los cuales tienen múltiples usos tanto dentro como fuera del combate), suficientes puntos en una estadística en particular o ciertas habilidades desbloqueadas.

No obstante, existen algunos problemas menores; por ejemplo: la administración de inventarios en Switch se vuelve engorrosa a medida que recolectas una cantidad cada vez mayor de elementos, las peleas con muchos enemigos pueden ocultar cierta información pertinente, y lo que está en juego a veces parece demasiado insignificante como para ser motivador. Pero el enfoque de West of Loathing en mantener una naturaleza flexible y abierta y una sensación alegre y divertida te mantiene involucrado en lo que parece ser una extraña campaña de Dungeons and Dragons con una estética de lápiz y papel.

Los elementos visuales de West of Loathing son monocromáticos, pero el humor y la ironía que podemos observar a través de toda la historia, una banda sonora perfecta y un amplio espectro de posibilidades hacen de este un título bastante original y divertido.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad