The Sexy Brutale

El Marqués invita a todos tus amigos perversos para participar de una gran fiesta en su mansión-casino, Sexy Brutale. Lleno de bares, alojamiento de lujo, pasadizos secretos y misterios, la mansión es fruto de la riqueza del Marqués, y sólo ciertos invitados pueden disfrutar de todo lo que tiene que ofrecer. En este año, sin embargo, algo ha cambiado. Los empleados, que se encuentran repartidos por la casa, están dispuestos a matar a todos los invitados. Uno de ellos, sin embargo, despierta con la inexplicable habilidad de retroceder en el tiempo, y con ello, es capaz de impedir que un buen número de muertes sucedan. Esto es lo que nos presenta, de inicio, The Sexy Brutale, un juego con un fondo inusual y creativo, lleno de historias por descubrir.

Aunque, ¿será que se trata de un juego que vale la pena?

The Sexy Brutale fue desarrollado por Tequila Works, en colaboración con Cavalier Game Studios. Aunque tiene diversos elementos positivos, el mayor problema de The Sexy Brutale es realmente su optimización. La vista isométrica del juego hace que sólo podamos ver una habitación de la mansión a la vez, lo que significa que cruzar una puerta es entrar en un nuevo escenario, con transiciones muy duras y muchas veces demasiado lentas. Los gráficos, por su parte, pierden un poco de encanto cuando es posible hallar bordes pixeleados, principalmente en momentos de transición, cuando el juego encuentra dificultad en procesar la información que necesita.

La sensación es que The Sexy Brutale fue lanzado antes de que se revisara con detenimiento todos sus detalles. Lo que probablemente es verdad, considerando el tamaño mínimo de los equipos involucrados y el tiempo mínimo dedicado al lanzamiento del producto final.

Sin embargo, es necesario aclarar que, a pesar de graves, estos errores no disminuyen la calidad general del juego, que es considerado como uno de los más innovadores e interesantes de 2017. No sólo por la solidez de sus mecánicas, sino por el planeamiento detallado de sus escenarios e interacciones. Además, el juego cuenta con personajes creativos, una historia envolvente y una banda sonora muy eficiente.

Sin saber lo que realmente está sucediendo, y guiados por una misteriosa figura femenina cubierta en sangre, la protagonista y el jugador se despiertan con un reloj de bolsillo roto, y la misión de arreglarlo. El reloj marca el paso del tiempo dentro de la mansión, donde cada hora equivale a poco más de 40 segundos reales. Durante el prólogo, el jugador tiene sólo seis horas para explorar los escenarios de la mansión, antes de que, el día se termine, y el jugador despierte de nuevo en el punto inicial. El número de horas disponibles pronto se expandirá a doce, y ese es el tiempo que será revivido a lo largo de The Sexy Brutale. En doce horas en la mansión, o en aproximadamente diez minutos, el jugador debe descubrir exactamente cómo murieron cada uno de los invitados, además de cómo evitar dicha muerte.

No es posible salvar a todos los invitados en un mismo día, y el progreso del juego está marcado por el esfuerzo de encontrar nuevas víctimas, y de guardar el progreso que obtengamos. Cada víctima deja atrás una máscara cuando se guarda, lo que permite al jugador acceder a un nuevo poder que le ayudará a ganar acceso a nuevas secciones de la mansión, donde nuevas víctimas esperan para ser salvadas.

A pesar de las mecánicas sólidas, los puzzles bien elaborados y la programación detallada del movimiento de todos los personajes; el escenario de The Sexy Brutale es lo que hace que el juego sea realmente único. La narrativa, confusa al principio, empieza a ser más clara conforme exploramos nuevos lugares, así como cuando el jugador aprende más sobre la mansión y los invitados. En primer lugar, es posible recuperar las invitaciones recibidas por las víctimas, que se encuentran generalmente en sus cuerpos; esto permite descubrir más sobre el pasado de algunos de los personajes más peculiares, lo que incluye una escultora ciega, una princesa vudú y un artista con una fuerza desmedida. Cada personalidad es única, y la tarea de buscar objetos opcionales pronto se convierte en el objetivo principal del jugador.

No es difícil llegar hasta el final de The Sexy Brutale. Incluso quienes no tienen afinidad con puzzles no encontrarán mucha dificultad en hallar la solución de cada rompecabezas rápidamente. Esto porque el proceso es siempre el mismo. La víctima debe ser seguida; observada dentro de los armarios y por los agujeros de la cerradura. Después de descubrir lo que la víctima hace a lo largo del día, y la forma en la que muere, es hora de cambiar la situación. Por ello, el último paso es evitar la muerte, cambiando lo que tengamos que cambiar para que el huésped en cuestión no sea asesinado.

Conclusión sobre The Sexy Brutale

Más que un desafío en sí mismo, The Sexy Brutale invita al jugador a observar una máquina perfectamente regulada, que sigue funcionando independiente de las interacciones del jugador, y que se adapta a sus acciones. La accesibilidad de los puzzles, en este caso, también es interesante para que aquellos que no gustan particularmente de los rompecabezas aprovechen el mundo de The Sexy Brutale, y puedan conocer la mansión y sus maravillosos personajes.

Pese a los errores que presenta el juego, the Sexy Brutale se trata de un título novedoso que puede ser disfrutado al máximo después de que logramos entender la mecánica del juego.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad