Sushi Striker: The Way of Sushido

Al igual que muchos de los videojuegos más memorables de Nintendo, Sushi Striker: The Way of Sushido adopta un aspecto mundano de vida y lo extrapola a una nueva idea de juego. En este caso, el co-desarrollador Indieszero (Theatrhythm Final Fantasy, NES Remix) ha creado un juego de acción y rompecabezas alrededor del sushi con cintas transportadoras. Y gracias a una presentación deliberadamente estrafalaria y un flujo constante de nuevas mecánicas, Sushi Striker se presenta como un rompecabezas divertido, muy diferente de lo que podemos encontrar actualmente en Switch.

La lucha contra los enemigos lanzando platos de sushi es una premisa intrínsecamente estúpida, y Sushi Striker adopta el concepto envolviéndolo en una historia aún más ridícula (que, pese a lo que pudiera pensarse, es otro atractivo del título). El juego comienza después de Sushi Struggles, una guerra encarnizada que tuvo como protagonistas a los padres del protagonista, Musashi (que puede ser niño o niña); y que dio lugar a que el Imperio obtuviera el control total del suministro de sushi del mundo. Da la casualidad de que Musashi muestra un don sobredimensionado para Sushi Striking, la habilidad de conjurar platos de sushi y lanzarlos a la batalla, y pronto se une al Sushi Liberation Front, una fuerza de la República que lucha por la noble causa de compartir sushi con todos. La historia solo se vuelve más absurda a partir de ahí, pero sigue siendo deliciosamente encantadora gracias a la escritura hilarante y a las divertidas escenas de anime.

El viaje de Musashi abarca más de 150 batallas de rompecabezas, que ofrecen un giro novedoso y engañosamente simple en un juego de combinaciones. El objetivo de estos es unir placas del mismo color mientras un sinfín de platos de sushi pasan zumbando sobre las cintas transportadoras frente a ti. En cada puzzle, tienes siete segundos para unir los platos; y cuanto más puedas unir de inmediato, más alto será tu stack, lo que a su vez infligirá más daño a tu enemigo, cuando le lances algún plato de sushi. También puedes encadenar combos tirando pilas del mismo color de forma consecutiva, acumulando más puntos e incrementando la cantidad de daño que realizas.

Como resultado, las batallas son a la vez frenéticas y estratégicas, ya que tu éxito depende de la creación efectiva de grandes cantidades de placas antes de que desaparezcan. El juego también nos ofrece juego adicionales a medida que avanzamos en la historia, lo que agrega capas adicionales de complejidad a las batallas y ayuda a mantener los encuentros frescos y emocionantes.

Los principales son los Sprites Sushi: criaturas mágicas similares a Pokémon a las que se puede recurrir para obtener habilidades especiales. Estas habilidades se pueden activar una vez que hayan comido una cantidad suficiente de sushi, y proporcionan un poder temporal que puede ayudar a cambiar el rumbo de la batalla. Uno, por ejemplo, le da a tus platos electricidad, lo que hace que inflijan más daño; otra transforma todas las placas de tus carriles al mismo color, lo que te permite encadenar una gran pila. Hay más de 30 Sprites Sushi para coleccionar en total, con los que podrás experimentar con diferentes combinaciones y estrategias.

Además, muchas batallas introducen elementos especiales, como cronómetros o bombas. Éstos aparecen aleatoriamente entre los sushi y pueden usarse contra tu oponente, siempre que puedas unir el número requerido de platos antes de que el artículo desaparezca. También puedes equipar a Musashi con diferentes engranajes que alteran la velocidad de las cintas transportadoras, así como seleccionar una variedad favorita de sushi.

Pantallazo de Sushi Striker

Sushi Striker, diferencias entre Switch y Nintendo 3DS

En cuanto a la consola, Sushi Striker funciona bien en Switch, pero claramente fue diseñado para el 3DS, por lo que los controles no se trasladaron de la mejor manera posible.

Las versiones Switch y 3DS son compatibles con el modo multijugador local y en línea, aunque curiosamente, estas opciones deben desbloquearse a medida que avanzas en la historia. En cualquier caso, puedes enfrentarte a rivales en dos tipos de juego: Tasty Battles, el modo estándar que solo incluye sushi, y Chaos Battles, que arroja los elementos antes mencionados (cronómetros y bombas). Además, la versión Switch te permite jugar localmente en una sola consola. Las batallas multijugador no tienen el mismo elemento de sorpresa que los encuentros con un solo jugador, pero siguen siendo divertidos y estratégicos, ya que puedes probar tus mejores combinaciones de Sushi Sprite contra otros jugadores humanos.

A pesar de su imperfecta transición a Switch, Sushi Striker es uno de los juegos de rompecabezas más divertidos de Nintendo, en la actualidad. Con una campaña sustancial apuntalada por una mecánica ingeniosa y una historia encantadoramente ridícula, el juego ofrece una gran cantidad de contenido. Los controles sufren un poco el cambio a Switch, y la campaña se alarga por mucho tiempo; pero, en términos generales, se trata de un verdadero placer.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad