Super Seducer

Richard La Ruina, el autor de varios libros sobre citas, cree que presentándose a sí mismo como un ejemplo de alguien que fue mejorando con el tiempo y ha aprendido cómo tratar con las mujeres, tendrá éxito en las discotecas de Londres. De acuerdo con su autobiografía, disponible en su sitio oficial, perdió la virginidad a los 21, pero no tuvo más éxito con las mujeres hasta los 25 años de edad, hasta que oyó hablar de algo llamado “PUA Training”. El significado de PUA es “Pick-Up Artist”, que en español se traduce como “artista del ligue”. Después de varios libros, Richard La Ruina volvió su atención a un nuevo formato, los videojuegos, y así surgió Super Seducer.

Super Seducer es más una película interactiva, en el estilo de Night Trap para la Sega Saturn, que propiamente un videojuego. Fueron grabadas cerca de ocho horas en vídeo para componer todas las escenas. En total son diez escenas, cada una en una situación completamente diferente de la anterior.

En cada escena, tendrás que realizar las elecciones correctas, con el objetivo de convencer a tu objetivo de darte el número de teléfono o incluso a ir contigo a casa. Hagas la elección correcta o incorrecta, Richard La Ruina, tu entrenador de ligue, aparece siempre para explicarte porque razón tu elección es correcta o incorrecta. La promesa de Super Seducer es que, una vez que llegues al final, no importa tu edad o apariencias, serás “capaz de atraer y mantener a las mujeres que antes parecían inalcanzables”.

A lo largo de los diversos capítulos aprenderás a abordar y a hablar a las mujeres en la calle, en una discoteca, en la oficina y en la cafetería. También hay episodios acerca de cómo convertir a una amiga en novia y como enfrentarse a un primer encuentro.

Como simulador de enganche, Super Seducer es cuestionable. No me llamo Richard La Ruina, no he escrito ningún libro y no me considero un experto del ligue, pero estoy armado de una cosa que todos deben tener: sentido común. Es altamente improbable, por no decir imposible, que después de terminar Super Seducer, los hombres sean capaces de convencer a cualquier mujer a salir, y mucho menos si se trata de una persona completamente extraña. El propio Richard La Ruina admite en el sitio web oficial, que sólo después de seis meses entrenándose en un artista del ligue es que comenzó a tener resultados.

Después, hay que tener en cuenta que cada caso es un caso y no todas las mujeres van a reaccionar exactamente igual como en el juego. Si de verdad quieres aprender a lidiar con las mujeres, lo mejor es empezar a probar. Super Seducer puede darte algunas pautas, pero no más que eso. A veces, es posible observar cierta ambigüedad por parte de los personajes, que reaccionan de maneras inesperadas.

Hay situaciones extrañas, como la de dos mujeres que aparecen tumbadas en la cama al lado de Richard La Ruina cuando aciertas en la respuesta. Es como si las mujeres fueran tratadas como un objeto. Personalmente, me gustaría saber la opinión de las mujeres. Para un juego que supuestamente nos enseña cómo interactuar y ser atractivo para las mujeres, hay una falta enorme de retroalimentación del sexo opuesto.

El resto es una conversación normal entre dos personas en donde se preguntan acerca de lo que les gusta hacer, lo que han estudiado, ambiciones para el futuro, y si hay clic, un intercambio de elogios y después tal vez algo más.

En resumen, como videojuego, Super Seducer tiene momentos divertidos, pero sólo eso. Como simulador de ligue, es limitado y potencialmente ofensivo.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad