Super Lucky’s Tale

El juego Super Lucky’s Tale es una secuela de Lucky’s Tale. Sin embargo, en caso de que no lo conozcas, no hay problema; ya que ambos títulos pueden jugarse de forma independiente. Aunque después de jugar el nuevo título es poco probable que desees ver el anterior.

En la aventura controlamos a Lucky, que es un joven Guardián, parte de un grupo de aventureros que protegen el Libro de las Eras, un poderoso artefacto que cayó en las manos del villano felino Jinx. Ahora depende de ti, que has sido atrapado en el interior del libro, salvarlo de los malhechores que buscan tenerlo en su poder.

Este es el primer problema. En términos de gráficos, los personajes se encuentran muy bien trabajados; pero no existe una motivación clara para lo que hacen y en ningún momento el juego nos da ninguna razón para interesarnos de verdad por salvaguardar el Libro de las Eras.

La historia y los personajes son presentados de forma breve en la introducción, que incluso cuenta con una voz en off (incluso en español). Pero este y el final son los únicos momentos en los que los personajes conversan, ya que, durante toda la aventura, sólo hacen ruidos sin sentido.

Super Lucky’s Tale es un juego bastante simple y, sinceramente, muy fácil. Ya sea para entender cómo resolver rompecabezas, superar obstáculos o derrotar a los enemigos. Sin embargo, es a la hora de realizar estas tareas que las cosas se ponen difíciles. No porque el juego fuera pensado así, sino porque tiene una jugabilidad horrible que falla en cuestiones básicas.

Empezando por el movimiento del personaje, principalmente en sus saltos, que no son nada precisos. La cámara sólo afecta más, ya que se fija en tres ángulos diferentes. Estos dos elementos son esenciales en un juego de plataformas, especialmente en 3D, y el título falla miserablemente en esta cuestión.

En algunas fases totalmente en 2D esto mejora un poco, pero no mucho. El arco del salto de Lucky no puede controlarse, nunca, de forma precisa, y parece que los desarrolladores se olvidaron de los objetos del plano frontal, bloqueando la visión.

Hablando más sobre el salto de Lucky, esta es la única forma de derrotar a los enemigos. El personaje, incluso, cuenta con un ataque de cola, pero este sirve básicamente para interactuar con los objetos y aturdir a los oponentes. En otras palabras: saltar a la cabeza de los monstruos en un entorno tridimensional con la cámara fija es una pesadilla; lo peor es que es la única forma de acabar con ellos.

Por lo menos aguantar esa jugabilidad dura poco, ya que la aventura es bastante rápida. La campaña cuenta con sólo cuatro mundos con pocas fases, donde, en cada una de ellas, tenemos que recoger tréboles para desbloquear nuevos niveles y avanzar en la historia.

Cada fase tiene cuatro tréboles para ser encontrados: uno al completar la etapa, al recoger 300 monedas, uno escondido y al coleccionar cinco letras que forman la palabra LUCKY. Esto, en muchas ocasiones, se vuelve una auténtica tortura.

Conclusión sobre Super Lucky’s Tale

Super Lucky’s Tale parecía tener el potencial de competir directamente con las grandes franquicias del género, en parte gracias a los simpáticos personajes y visuales hermosos, pero acabó perdiendo esta oportunidad.

El triste resultado es una aventura mediocre con mala jugabilidad, decisiones dudosas de diseño, fases repetitivas y personajes poco interesantes. En definitiva, un juego prescindible y que se equivoca en elementos básicos.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad