Strikers Edge

Esta es una era de increíble riqueza en la industria de los videojuegos, una era en la que los pequeños equipos logran dar vida a sus sueños. Y ejemplo de esto es Strikers Edge.

En Strikers Edge, en una especie de arena en horizontal, dos personajes atacan a distancia y tratan de golpearse mientras se alejan. Esto es lo que tendrás que hacer en Strikers Edge, pero hay varias mecánicas que profundizan el concepto de forma a que este dodgeball se transforma en un auténtico espectáculo de intensa competitividad. Strikers Edge no es para los débiles, de eso pueden estar seguros. Es para un grupo de jugadores que buscan diversión descomprometida.

Esta producción ofrece tres modos de juego: Campaña, Multijugador Online y Multijugador Local. Existe un modo de historia que cumple su propósito en hacerte sentir que estás en una arcade, pero será fácil darse cuenta de que Strikers Edge ha sido pensado y concebido como un juego para varios jugadores.

Strikers Edge puede parecer simple, pero hay aquí un gameplay con varios niveles que debes respetar. Este es uno de esos juegos en los que entrar primero en el tutorial es casi obligatorio. Sólo así conocerás todas las mecánicas de juego y decodificarás el gameplay para posteriormente interpretarlo a tu manera. Este dodgeball significa que, de una forma muy resumida, controlarás a un personaje en un espacio limitado donde tendrás que disparar a tu oponente mientras intentas esquivar lo que él te dispara. Ante los ataques enemigos, podrás caminar lejos de ellos, esquivar o bloquear (por un número limitado de veces).

Estas son tus opciones en Strikers Edge y tus herramientas para ganar los enfrentamientos. Tendrás que saber aprovechar los espacios en la arena, apuntar bien el stick analógico derecho (sentimos que no es la mejor interfaz para el juego) disparar, utilizar un especial que puede darte una ventaja momentánea, etc. Básicamente tendrás que entrar en una especie de danza que en muchos momentos gloriosos se asemeja a un twin-stick shooter frenético. Hay varias reglas para aprende; ya que existen diversas formas de actuar ante las situaciones, pero por encima de todo, tendrás que aprender a jugar mejor, a ser más rápido, más irreverente, y a pensar de forma inesperada.

Sin embargo, hay otro lado de Strikers Edge que no nos termina de convencer. Es evidente desde los primeros instantes que este juego fue pensado para varios jugadores y cuando juegas solo, las sonrisas se convierten en gritos de desesperación. Jugar en dificultad intermedia transforma Strikers Edge en una pesadilla y sentirás que la experiencia es injusta.

Las largas sesiones de agonía en el modo historia te pueden obligar a bajar la dificultad, pero jugar en la dificultad Fácil convierte a los enemigos en muñecos casi sin movimientos que sólo esperan tus ataques. No es divertido. El reto es exagerado y casi deshonesto, por lo que podemos decir que se trata casi exclusivamente de un juego diseñado para disfrutar entre amigos.

Conclusión sobre Strikers Edge

Strikers Edge es un juego que cumple plenamente su propósito: proporcionar una experiencia de dodgeball irreverente con un sano y muy divertido toque arcade. El enfoque en el modo multijugador será el principal factor a tener en cuenta a la hora de encarar esta producción. Si vas a jugar con amigos o en línea, entonces Strikers Edge puede convertirse en un auténtico vicio, pero si es para jugar en solitario, la experiencia deja mucho que desear. Sin embargo, cuando lo juegas con amigos es de lo mejor que puedes tener: simple y un gran vicio.

Responder