Sonic Mania

La historia no es precisamente el fuerte de series de este tipo. Lo que sabemos es que Sonic se enfrenta de nuevo al Dr. Eggman, que ahora cuenta con socios robóticos procedentes de algún lugar misterioso – en el mejor estilo de Mega Man. Corresponde al erizo azul revivir algunas de las fases anteriores de su vida para poder sobrellevar esta nueva amenaza.

Y cuando hablamos de “fases antiguas”, son antiguas; por ejemplo, haciendo referencia a títulos como Sonic 2 y 3. Aun así, Sonic Mania tiene espacio para la innovación y prácticas completamente inéditas para cualquier tipo de público.

Una vez que se juega a Sonic, es difícil de olvidarlo. En Sonic Mania esta máxima se mantiene. El erizo azul corre mucho, usa su “dash” para llegar a lugares más lejanos, destruye a los enemigos saltando sobre sus cabezas, mientras Tails y Knuckles poseen habilidades únicas – como vuelo o un ataque directo.

Los controles son exactamente los mismos en todas las consolas en las que está disponible. Pero Sonic Mania va más allá y entrega varios extras en el juego, empezando por los tres filtros posibles – Clean, CRT Sharp, CRT Soft – que modifican la experiencia visual, simulando una TV antigua, de acuerdo con el gusto del jugador. Todo alrededor del juego “huele” a nostalgia y este detalle no podría pasar inadvertido.

El llamado “Manía Mode” es el modo principal de la historia, pero además de él hay otras posibilidades de juego, haciendo de este el juego más completo de la saga.

Entre los modos extras disponibles tenemos el Time Attack, una carrera contra el tiempo, además del modo de competición, de dos jugadores. Ambos muy similares al clásico de Sonic 2. Modalidades y bonos completan el paquete para quien espera tener más contenido a medida que completa las fases disponibles.

Como mencionamos, Sonic Mania apuesta fuerte por la nostalgia. Hay etapas que funcionan como réplicas casi exactas de escenarios antiguos, como Chemical Plant Zone, seguido por una versión remezclada; así como partes nuevas y retos nunca antes vistos. La banda sonora en cada escenario sigue el mismo estilo, completando a la perfección esa temática de “viejo y nuevo” en los escenarios.

Los jefes también tienen un tratamiento similar, pero al mismo tiempo se diferencian bastante de lo esperado – en el buen sentido. Ninguna batalla es igual a las antiguas y, en realidad, son increíblemente divertidas.

Tanto el nuevo diseño de las fases, como los jefes inéditos, sorprenden de forma positiva. El trabajo realizado en este sentido muestra que, en realidad, Sonic Mania es un juego diferente a los anteriores, en todos los puntos positivos posibles.

¿Y el precio? US$ 20, esto en las consolas. Un valor muy en cuenta para un juego que ofrece tanta diversión. Incluso si terminas la historia rápido – que dura alrededor de tres o cuatro horas – es posible volver a jugar todo de nuevo, hacer nuevos caminos que no habías hecho antes, tratar de completar un mejor tiempo y más.

Conclusión sobre Sonic Mania

Sonic Mania es el juego que necesitábamos. Ignorando totalmente el cuarto capítulo, SEGA ha acertado de lleno al presentarnos una aventura que es, al mismo tiempo, inédita y nostálgica. El juego tiene excelentes gráficos en 2D, además de desafíos puntuales, jefes nuevos y creativos y escenarios que te sorprenderán. Es un juego obligatorio para los amantes del erizo azul.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad