Review Mario + Rabbids Kingdom Battle

Mario + Rabbids Kingdom Battle fue anunciado de manera casi accidental: el juego se filtró en Internet antes de ser revelado y se convirtió en broma. Después de todo, ¿qué esperar de un título que mezclaba la serie consagrada de Super Mario con los novatos Rabbids, de Ubisoft? No era para ser tomado en serio. Sin embargo, ese es precisamente su punto más alto y principal atractivo. El juego es divertido y fue lanzado en Nintendo Switch con un fuerte atractivo nostálgico para aquellos que disfrutan de la estrategia, pero con algo que te atrapa hasta el final, sin perder el ritmo.

La aventura comienza en lo que parece ser el “mundo real”. Un científico trabaja en sus proyectos cuando su casa es invadida por fuerzas de otro mundo – más precisamente, los conejos locos que sólo saben gritar – que comprometen su estudio más peligroso. Vemos, esparcidos por el escenario, piezas diversas, incluyendo muñecos y carteles de la serie de videojuegos Super Mario, y así ya medio entendemos lo que viene por delante.

Con un aparato que mezcla objetos, los Rabbids pueden entrar en el Reino de los hongos y sembrar el caos. Algunos se convierten en villanos desafiantes mientras que otros encarnan “cosplays” de la saga de Super Mario.

No hay premisa más básica para un crossover (esto es, el encuentro entre dos o más mundos) que esta: dos grupos se encuentran y comienzan a pelear, pero pronto se dan cuenta que tienen un objetivo en común y deben unir sus fuerzas. Es justamente así que comienza Mario + Rabbids.

La trama en sí, es el punto más débil del juego, pero no es que esto sea algo muy notable o digno de reclamación. Después de todo, todavía estamos hablando de un juego de la serie Super Mario, que de por sí nunca ha sido conocida por tener historias tan bien desarrolladas, variadas o llamativas. Aquí, como también en la serie principal, lo que cuenta más es el carisma de los personajes y la jugabilidad.

Cuando Mario + Rabbids se anunció oficialmente, la primera comparación hecha fue con la serie de estrategia XCOM. Para quien no lo conoce, XCOM es una serie de juegos de ROL de estrategia por turnos, lanzada hace muchos años en los equipos y hasta el día de hoy con nuevos títulos disponibles en los dispositivos más recientes. Mario + Rabbids recoge lo mejor de esta saga, que son sus combates, y lo inserta en una nueva producción inesperada.

Quien jugó la aventura clásica de Super Nintendo va a ver muchos elementos en común, comenzando por la exploración del mapa, llena de elementos interactivos, monedas y zonas con enemigos. Las similitudes, sin embargo, llegan a ser limitadas: ningún personaje salta, al menos no al principio, lo que da una cierta decepción – después de todo, estamos hablando de un juego de Mario. La segunda mitad es lo que da el clima ideal: la parte de “XCOM”.

Los combates son justamente en turnos – los héroes actúan en primer lugar, a continuación, los villanos – con comandos que van de ataque, habilidad especial, el ataque secundario, caminar o realizar una acción en conjunto con algún aliado. Tu grupo está formado por tres héroes y puede ser administrado de acuerdo con la estrategia óptima para cada batalla. Además, algunos reciben nuevas armas o técnicas a lo largo de la aventura.

A pesar de estar sólo en inglés, no hay mucho misterio. Mario + Rabbids tiene unos menús y opciones de botones justamente para mantenerse sencilla en su núcleo. Pero no pienses mal sobre lo que representa la aventura: se trata de un juego robusto, con una estrategia real, por lo que es necesario pensar antes del próximo movimiento, principalmente por la ausencia de un botón de “deshacer” cuando realizamos movimientos por error.

Las batallas, como un todo, tienen un nivel de dificultad creciente. Empiezan fáciles y con pocos retos, pero pronto se convierten en un verdadero martirio en algunos pocos casos – lo que es muy bueno, ya que el reto se mantiene arriba, por más “infantil” que el juego pueda parecer. En caso de que el jugador esté pasando por dificultades para avanzar, existe la opción de activar el “modo fácil”, dejando a los enemigos menos fuertes y dando más vida a los personajes. Mario + Rabbids piensa en todo el mundo.

Por su parte, los gráficos son excelentes, en todos los niveles. De hecho, no hay nada de qué quejarse en este sentido.

Conclusión sobre Mario + Rabbids Kingdom Battle

Mario + Rabbids Kingdom Battle es muy divertido, carismático y lo mejor: toma elementos de otros títulos famosos – incluyendo, por supuesto, la serie Super Mario – y trabaja con ellos de forma creativa y acertada. Los comandos y jugabilidad en general son muy buenos, con pequeñas excepciones, y el elenco de figuras estampadas vuelve la experiencia aún más agradable. El modo multijugador y otros elementos hacen de este un título imperdible.

Responder