Review Dragon Ball Fighter Z

Dragon Ball Fighter Z es el nuevo lanzamiento de lucha disponible para PS4, Xbox One y PC basado en el popular anime. Publicado por Bandai Namco y desarrollado por el experimentado estudio de Arc System Works, el título combina la dinámica de los juegos de lucha clásicos en 2D con modelos de personajes en 3D.

Al ser anunciado durante la conferencia de Microsoft en el E3 de 2017, Dragon Ball Fighter Z ganó el centro de atención por parecer una versión jugable del anime. El combate frenético en 2D, aliado al look fiel al dibujo, fueron suficientes para despertar la atención de los fans.

Incluso con la pelea desenfrenada característica del anime, Dragon Ball Fighter Z sorprende por ser uno de los juegos de lucha más baratos entre todas las opciones disponibles en la actualidad.

Por increíble que parezca, todas las técnicas están al alcance del jugador desde el principio y, afortunadamente, no es necesario pasar horas y horas entrenando y estudiando la lista de movimientos y tutoriales. El mayor mérito de Dragon Ball Fighter Z es hacer que los golpes de estilo y Kamehamehas sean fáciles de ser ejecutados, independientemente del nivel de habilidad del jugador.

El gran tema es conocer las minucias de cada personaje. Goku, por ejemplo, es un personaje con atributos equilibrados, ideal para los que están empezando. Por otro lado, Freezer es especialista en golpes de larga distancia, mientras que Piccolo utiliza trucos para confundir a los adversarios. Son 24 luchadores disponibles – más de ocho serán añadidos por DLC – de diferentes épocas del anime, incluyendo caras nuevas de Dragon Ball Super, como Beerus, Hit y Goku Black.

Puedes jugar tanto en línea como sin conexión en Dragon Ball Fighter Z. En caso de que no dispongas de conexión a internet, el juego va a dirigir a tu personaje hasta el vestíbulo sin conexión, es posible disfrutar de todos los modos, con la excepción del torneo mundial. Ya en línea, el área funciona con una ciudad virtual en el mejor estilo MMO, donde es posible interactuar con otros usuarios y programar peleas locales.

La variedad de modos no es tan grande, pero hay contenido suficiente para divertirse durante decenas de horas. En el Modo Batalla Local, existe la opción de organizar torneos para disputas locales entre amigos, siendo también una excelente manera para probar luchadores casualmente.

El Arcade es un modo imprescindible en cualquier juego de lucha que se precie. En Dragon Ball Fighter Z está presente y se divide en tres torneos, cada uno con un número específico de combatientes a ser vencidos. Dependiendo de la nota final después del enfrentamiento, el nivel de habilidad de los enemigos puede aumentar o disminuir. Cuanto más difícil, más grande será la premiación al final de la competición.

Dragon Ball Fighter Z es nada más que una versión jugable del anime, como si cada nuevo enfrentamiento fuera un episodio inédito. Personajes, escenarios y golpes fueron adaptados con maestría, y el resultado es simplemente fantástico. El capricho de Arc System Works al adaptar cada detalle es reconocido en todos los rincones del juego, incluso en la parte sonora, que trae efectos nostálgicos.

Conclusión sobre Dragon Ball Fighter >

Dragon Ball FighterZ es simplemente el mejor juego basado en la obra de Akira Toriyama. Con unos gráficos que son una delicia a parte, el título se destaca con una experiencia amigable para los principiantes, al mismo tiempo que proporciona niveles de complejidad para estimular el escenario competitivo. Ya seas un fan del anime o no, Dragon Ball Fighter Z vale la pena de cada centavo gastado.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad