Review: Destiny 2: Curse of Osiris

Destiny 2, esta primera expansión, Curse of Osiris, trae de vuelta ciertos recuerdos negativos. No sé lo que pasa en Bungie, pero esta expansión, así como otros problemas planteados por la comunidad, muestran que el estudio tiene que cambiar en un futuro próximo, de lo contrario, Destiny, como una propiedad intelectual, va a perder fuerza y convertirse en un sinónimo de decepción.

Hay que entender que Destiny es un juego “vivo”. No es un juego que se encuentra detenido en el tiempo. Por el contrario, es un juego que puede durar cientos o miles de horas. Aunque puedes divertirte mucho en Destiny 2 en el primer mes, la falta de novedades acabarán por aburrirte, sobre todo después del primer Iron Banner y Faction Rally, dos eventos que decepcionan tanto por las recompensas tanto como por su estructura repetitiva. Además de estos eventos existía la Raid y el Trials of Osiris, pero las recompensas eran meramente estéticas, ya que las armas y armaduras no tenían gratificaciones propias tal como sucedía en el primer Destiny 2. En otras palabras, Destiny 2 tiene un problema de end-game.

Review: Destiny 2: Curse of Osiris

Hay otras cosas que necesitan pequeños ajustes. El sistema de recompensas a través de tokens es frustrante, pero al igual que otros aspectos de Destiny 2, puede ser modificado por medio de una actualización. Es esto precisamente lo que le faltaba, apoyo y soporte técnico de Bungie después de su lanzamiento. Para empeorar la situación, la comunicación de Bungie es pésima. Fue necesaria casi una revolución generada por la comunidad a finales de noviembre para que el estudio respondiera y se comprometió a mejorar Destiny 2 y comunicar más y de forma más transparente. Ser fan de Destiny es en este momento una experiencia muy frustrante. De un lado tenemos una propiedad intelectual fantástica y llena de posibilidades, del otro, un estudio que dice que escucha a la comunidad pero que sigue cometiendo errores graves, esto después de tres años de experiencia con el primer título.

Decepción es la palabra correcta para describir esta expansión. Con una historia que puede ser completada en menos de dos horas, no hay mucho más que hacer después. Hay tres aventuras heroicas y sólo un Lost Sector en Mercurio (en otros planetas hay mucho más). Infinite Forest, que parecía tener un gran valor de repetición, tiene poco de infinito. En realidad, Infinite Forest sólo está disponible durante las misiones de la historia y durante las aventuras. Después de la tercera vez que pasemos por allí, ya conocerás todo. Parece más una forma de prolongar artificialmente el juego. También hay nuevas strikes, que están integradas como misiones de la historia.

La expansión tiene algunos momentos positivos. El jefe de la expansión es espectacular y disfrutamos de la mecánica en la misión final, una especie de introducción suave a las mecánicas que después encontramos en las Raids. También me sorprendió cuando regresé al pasado de Mercurio y me encontré con una de las vistas más hermosas que he visto en el juego. Por desgracia, no es posible aprovechar esta versión del planeta. La superficie de Mercurio que podemos aprovechar es extremadamente pequeña, aún más pequeña que la de Titan. Esta zona del vino acompañada de un nuevo tipo de evento público, es lo mejor de Destiny 2. Es un evento de gran escala, caótico y que, al igual que la última misión de la historia, introduce a los jugadores a versiones simplificadas de mecánicas de las Raids. Por lo tanto, no todo es malo en la expansión. Sin embargo, la sensación que queda es que fue muy mal aprovechada y que no hubo compromiso suficiente de Bungie.

Review: Destiny 2: Curse of Osiris

Conclusión sobre Destiny 2: Curse of Osiris

Esperamos que Bungie pueda hacerlo mejor en los próximos meses. Habrá una nueva actualización en enero, que va a traer mejoras con base en la retroalimentación de los fans. Después de esta expansión y el drama de noviembre, Bungie tendrá que esforzarse para recuperar la confianza perdida. Como siempre, estaremos aquí para seguir las novedades.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad