75%

Pac-Man y las Aventuras Fantasmales 2

Pac-Man y las Aventuras Fantasmales 2 es la secuela de las aventuras del carismático “Come-Cocos” en una versión más moderna para 3DS, Wii U, PS3, PC y Xbox 360. El videojuegoe sale de nuevo de los laberintos clásicos y pone al personaje en escenarios 3D con plataformas, sólo que sin grandes novedades en comparación con el título anterior.

Comecocos en versión casi moderna

Así como el primer juego, Pac Man y las Aventuras Fantasmales 2 se hace la transición de los escenarios en dos dimensiones para el 3D, con gráficos parecidos a los de Mario y Sonic. Esto porque el título está inspirado en los dibujos animados del “Come-Come”, donde Pac-Man y algunos de sus amigos, como Spiral y Cylindria, tienen que enfrentar el villano principal, Lord Betrayus, y su ejército de clásicos fantasmas con diferentes colores y formas.

Sin embargo, por más que el juego sea una versión “moderna” del clásico Pac-Man, aún sigue la misma línea del primer título con una historia más ligera e infantil, una jugabilidad más simple en tercera persona que probablemente le gustará a más niños que a adultos. Para los más viejos, la sensación de jugar Pac-Man y las Aventuras Fantasmales 2 puede terminar siendo muy similar a los últimos y desastrosos títulos de Sonic para las consolas.

Pac Man y las aventuras fantasmales 2 en hielo

Más de lo mismo

La buena y la mala noticia es que el segundo game mantiene la misma calidad del anterior, pero prácticamente no innova nada en términos visuales y de jugabilidad. El título pone al jugador en el papel de Pac-Man, trayendo una versión más actualizada de los laberintos sin perder la jugabilidad que conocemos desde 1970. El “Come-Come” tiene que pasar por caminos – así como en el original – para, literalmente, comer bolitas, alimentos, elementos y fantasmas, acumulando puntos y bonificaciones.

Sin embargo, el juego también está abierto a la exploración y Pac-Man puede recoger objetos más difíciles y secretos para mejorar tu puntuación al final del juego. Esto también incluye algunas de las habilidades especiales que tenía en el primer game, con la adición de otras más nuevas, como la forma de hielo o de metal que se puede tomar para utilizar diferentes ataques contra los enemigos más fuertes o en gran número. Las habilidades también permiten que Pac-Man alcance las plataformas más difíciles para recoger objetos que normalmente no podría con sus poderes normales.

Pac Man y las aventuras fantasmales 2 - Paczilla

Pac-Man también puede aturdir a los fantasmas para, literalmente, comerlos de forma más rápida y sencilla, consiguiendo más puntos y bonificaciones. El botón para comer también crea una especie de imán que va uniendo el personaje a otros enemigos, facilitando la vida del jugador que no tiene que estar corriendo detrás de los fantasmas por el escenario del juego.

Gráficos y sonido de Pac-Man y las Aventuras Fantasmales 2

Pac-Man y las Aventuras Fantasmales 2 también mantiene la misma calidad gráfica del primer juego, sin embargo, al comparar los dos títulos, es casi imposible diferenciar uno título de otro. La interfaz sigue siendo casi la misma, así como la paleta de colores y también el aspecto visual en 3D del juego. No hay muchas mejoras visuales que puedan ser destacadas, principalmente porque la serie tiene un intervalo muy corto de tiempo entre el primero y este lanzamiento.

Pac Man y las aventuras fantasmales 2 on fire

Pac-Man y las Aventuras Fantasmales 2
75%

Conclusiones

Pac-Man y las Aventuras Fantasmales 2 es una versión del primer juego lanzado el año pasado. Para un público más antiguo y acostumbrado con lo mejor de Pac-Man el juego puede parecer interesante a primera vista, pero la sensación final es la de estar jugando a uno de esos títulos mal adaptados de los antiguos clásicos, como los últimos videojuegos de la serie de Sonic. Ya para los más pequeños, a modo de juego simple y divertido, asociado a una historia ligera, caricaturesca y gráficos coloridos, puede rendir buenas horas de diversión, e incluso un poco de conocimiento sobre este clásico de 1970.

Responder