Moonlighter

En Moonlighter, nos encontramos en el corazón de una ciudad que una vez fue bulliciosa, y somos testigos de cómo los audaces saqueadores de mazmorras de antaño han sido encerrados casi en su totalidad. Además, los mercados y los mercaderes casi han desaparecido por completo, por lo que, tomando el papel de héroes, nos preparamos para reclamar nuestra gloria pasada y poder extraer de nuevo riquezas desde las profundidades de las peligrosas mazmorras.

Sin embargo, no se trata de salvar a una ciudad como lo harías en un juego clásico de Zelda, aunque abundan las referencias a este tipo de aventuras. En cambio, debes adentrarte en las profundidades de cinco mazmorras que se encuentran justo al norte de la ciudad; siendo, cada una, un mundo en sí misma; con el fin de extraer riquezas, artefactos y suministros incalculables que una vez fueron esenciales para el comercio.

No obstante, en lugar de recolectar tu botín y transportarlo de vuelta a un vendedor, como se hace en casi todas las aventuras similares, deberás tener en cuenta la oferta y la demanda, así como buenos consejos y un equipo para la aventura.

Esto vincula gran parte de la progresión del juego directamente con tus elecciones. Y esa sensación crece cada vez que piensas en la aldea dispersa con la que comenzaste, y te das cuenta hasta qué punto tu aventura y el futuro de tu pueblo se unen y progresan juntos.

Pantallazo de Moonlighter

A su vez, las melodías de Moonlighter evocan la era de 16 bits también; ayudando a que la narrativa se vuelva aún más envolvente. También, debido a la estética, muchos de esos sentimientos terminan por desembocar en la nostalgia, especialmente para los aficionados a la era de Super Nintendo.

Por su parte, el combate podría ser el elemento más débil de Moonlighter. En el mundo del juego, existen cinco mazmorras distintas, cada una con sus propios entornos, enemigos y una variedad de trucos y trampas para abrirse camino. Pero a través de todos ellos, siempre usaremos el mismo movimiento para combatir y derrotar a nuestros enemigos. Pese que cuentas con algunas escasas opciones, como atacar con un arma, esquivar, cambiar rápidamente y reanudar el ataque; o bien, elegir entre una espada y un escudo para defensa (donde el “movimiento” secundario sería un bloqueo) y un arma más ofensiva; en general; esta es la suma total de tus elecciones de combate. Por lo que podemos calificarlo de “restrictivo”.

No obstante, las batallas en Moonlighter no son malas; ya que, lo que podemos manejar con esos elementos limitados es bastante impresionante; además de que, por sí mismos, los combates son bastante entretenidos y requieren de cierta habilidad.

Por ello, es una pena que Moonlighter sea un juego corto, ya que algunas de estas ideas mejorarían la calidad del juego si se ampliará algunos minutos. Aun así, lo que se nos presenta hace de este un título, por demás, interesante; donde sobresale el equilibrio logrado entre viajar y luchar por las mazmorras, y trabajar con la economía de nuestra ciudad, en pos de mejorarla.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad