Mirror’s Edge Catalyst

Mirror’s Edge Catalyst es un juego que no debería haber existido. No porque sea un desastre, sino porque sólo fue lanzado debido a la presión de los fans. Los pedidos por una secuela del juego original de 2008 eran constantes, y llegó el momento en que EA finalmente dio una oportunidad a esta aventura en la que hacemos parkour en lo alto de los rascacielos.

Catalyst fue hecho por el mismo estudio que su antecesor, Dice; pero no es una continuación como muchos querían, sino un reboot. Aun así, reutiliza muchos de los aspectos del anterior para introducirnos de nuevo en aquel mundo.

Los movimientos acrobáticos de Faith siguen casi idénticos: escalar en vertical y horizontal las paredes, deslizarse por entre los tubos y saltar de grandes alturas. La novedad ahora está en el ambiente más amplio para hacer todo esto.

El juego tiene lugar en un mundo abierto, no tan vasto como un GTA, pero lo suficientemente grande como para hacer parkour en las alturas y completar un buen número de tareas por todo el escenario. Pueden ser carreras contra el reloj, realizar la entrega de un elemento dado por otro personaje o huir de los guardias y helicópteros. Incluso hay segmentos que son puramente de desafío de plataforma con algunos elementos de puzzle, como subir en una estructura para hackear un ordenador.

Visto a grosso modo, las actividades se reducen a ir de un punto A hasta B, pero es aquí donde los escenarios más abiertos se vuelven importantes, por dar la libertad de buscar rutas alternativas o accesos directos para realizar el recorrido más rápido, ya que el camino indicado por el rastro y objetos de color rojo (otro aspecto venido directo del juego anterior) no siempre es el mejor.

Para aquellos que tienen un espíritu más competitivo, es posible pasar un buen tiempo tratando de ser el más rápido en las carreras contra el reloj, que poseen marcadores de quién termina más rápido. Fuera de eso, el juego permite que tú mismo crees retos de carrera, montar una propia ruta por el escenario abierto, o pasar los retos que otros jugadores han creado; para ello, sólo tienes que estar en línea en el juego.

Ya las principales misiones son más específicas, como las fases del Mirror’s Edge original, y se pueden también utilizar muy bien las mecánicas de parkour para producir movimientos muy impresionantes.

Si dependiera solo de esa mecánica de juego de parkour, Mirror’s Edge Catalyst sería excelente, el problema está cuando vemos a los otros aspectos del juego.

Al igual que el original, Catalyst insiste en poner mecánicas de combate en un juego que podría ser sólo sobre los retos de escenario. Esto hace que, una vez más, sea el principal fallo del juego.

Los enemigos tienen una inteligencia artificial casi nula y los combates no son desafiantes: sólo son aburridos. Un obstáculo que sólo causa frustración por estar en medio del camino de nuestras carreras. Lo peor es cuando las misiones principales se basan sólo en este aspecto.

Otro punto negativo para la historia es que la trama es débil y se desarrolla a pasos agigantados. Los personajes no están muy bien trabajados y algunos aparecen y desaparecen en el juego sin mucha justificación.

En general, la narración sólo sirve para avanzar hacia nuevas áreas de la ciudad y obtener uno u otro equipo adicional; es decir, la historia sólo funciona como una barrera que debemos pasar para tener un progreso en el juego.

Conclusión sobre Mirror’s Edge Catalys

Al final, la impresión que queda es que falta un mayor cuidado con el diseño. Si ellos fueran como los runners del juego, es como si comenzaran un parkour con movimientos perfectos, pero en el medio de la ruta se estancarán al no poder pasar un buen número de obstáculos que, no obstante, parecen ilógicos.

Mirror’s Edge Catalyst está disponible para PS4, Xbox One y PC.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad