Little Witch Academy: Chamber of Time

Todos los años, Bandai Namco es capaz de refrescar su catálogo de videojuegos, operando cambios dentro de las series que posee, más allá de la apuesta por sus títulos originales. Así, presentando fuertes vínculos con la animación japonesa y con otras series aún en desarrollo, uno de los más recientes títulos de la compañía es: Little Witch Academy: Chamber of Time.

Se trata de una producción basada en el anime de Little Witch Academy, que al igual que muchas otras series de Bandai Namco, captan muy bien el estilo artístico y los visuales de los personajes que vemos en pantalla. Esta vez, el anime en cuestión es un exclusivo de Netflix y, por lo tanto, la posibilidad de ser conocido por algunos de nosotros es mayor.

Creado por Studio Trigger, narra las aventuras y peripecias de un grupo de personajes femeninos en una academia de brujas. Podemos vislumbrar aquí algunas aproximaciones a Harry Potter, sin embargo, hay que decir que son mundos muy distintos.

Pero es justamente a partir de los corredores de Luna Nueva, la academia, que la productora (A+ Games) ha creado este juego que combina elementos de juegos de rol y acción (del tipo Guardian Heroes – Sega Saturn) con una narrativa de carácter juvenil.

El resultado es un juego de rol de acción y “beat em up” que tiene sus altos y bajos y que, aunque no sea especialmente memorable, consigue entretener y proporcionar buenos momentos, siempre que estés dispuesto a disfrutar de un guión original.

Lanzado a finales de 2017 para Japón, el juego ha llegado hasta nosotros casi en tiempo récord, teniendo en cuenta el género en el cual se inscribe. La ubicación es buena y aquí hay que valorar el trabajo puesto en mantener la narrativa lo más fiel posible a la serie televisiva.

El tema se basa sobre un inexplicable fenómeno llamado Seven Wonders. Sin conocer muy bien lo que se trata, pero asumiendo proporciones mayores en Luna Nueva, Akko, la protagonista y una aprendiz de bruja, encuentra en Shiny Chariot su mayor fuente de inspiración, sin saber que está a punto de iniciar la aventura más grande de su vida. Ella y el resto de personajes comienzan, así, su itinerario mágico, ya que la historia nos muestra a un puñado de otros aprendices, entre las cuales se destacan Sucy Manbavaran, la sarcástica del grupo y Lotte Jansson, finlandesa, y que tiene en su extrema generosidad de una de sus mejores cualidades.

En el juego, cuando no están en actividad, estas peculiares estudiantes conversan entre sí y buscan explicaciones a aquel extraño fenómeno. El progreso es lento, muy gradual y cubierto por muchas pausas que en realidad pueden disuadir a muchos usuarios, sobre todo si no son muy fans de “chit-chat”. Muchas conversaciones son casi secundarias y el peso en el diálogo es a veces abrumador, pero es parte de la estructura del juego, asumiendo una composición central en las secuencias de exploración.

La academia es grande y organizada por múltiples habitaciones y suelos, pero no siempre es fácil determinar el punto exacto donde nos encontramos. Sólo después de pausar la acción es que nos podremos dar una idea, a través de un mapa, del punto en el que nos situamos, algo que puede resultar un poco pesado, sobre todo al inicio del juego.

Pasando a la acción, corresponde al jugador establecer cuál será la líder de las tres brujas y cuáles los hechizos que van a usar. El margen de elección es amplia y abarca diversos poderes, algunos profundamente devastadores e indicados solamente para combates difíciles, en los segmentos más problemáticos. De resto, la acción se desarrolla de acuerdo con el tradicional juego de acción en perspectiva 2D (los personajes y escenarios están modelados en tres dimensiones).

Pantallazo de Little Witch Academy: Chamber of Time

Comparado con otros “beat’em ups”, Chamber of Time no es tan coherente en la suma de sus componentes. Sin embargo, para quien no conoce el anime, es una propuesta bastante aceptable y divertida siempre que puedan convivir con sus limitaciones. Consiguiendo, a pesar de los condicionamientos, destacar en diversos aspectos, como los gráficos, la originalidad del mundo y el sistema de combates. Little Witch Academy: Chamber of Time nos da una buena dosis de comedia y nos envuelve en situaciones insólitas de la vida. Little Witch Academy: Chamber of Time es un juego aceptable y que, sin duda, resultará bastante entretenido para la mayoría.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad