Little Nightmares: Complete Edition

Mientras que muchos de los recientes juegos de plataformas y puzzles en perspectiva 2D se inspiran en los clásicos del tipo Metroid y Castlevania, en particular, Ori and The Blind Forest, y Little Nightmares, por la linealidad de los puzzles y los segmentos de plataformas, obedecen a un esquema que se aproxima más a algunos juegos del estudio danés Playdead, que en 2010 produjo Limbo y, en 2016, el magnífico Inside.

Curiosamente, Tarsier Studios, responsable de Little Nighmtares y apoyado por Bandai Namco, es también un estudio escandinavo, pero situado en Suecia, y que en su currículum sirvió de soporte al desarrollo de contenidos adicionales de Little Big Planet, habiendo obtenido aquí algo de experiencia en la producción de mundos tridimensionales, aunque con una perspectiva 2D.

Screenshot de Little Nightmares

En el mismo nivel de Inside, Little Nightmares presenta una atmósfera oscura, asfixiante y aterradora. No es propiamente un juego basado en las premisas del género survival – nuestro personaje ni siquiera se sirve de armas – pero reproduce de forma muy madura y convincente varios segmentos en los que el jugador lucha por su vida, por la supervivencia, llevando a la pequeña personaje, llamada Six, por entre los espacios de gran dimensión y donde el peligro parece estar acechando en cada esquina. No sé si estas producciones nórdicas, que comparten gran parte del concepto, son también la resonancia de los inviernos largos y de poca luz al que las personas del norte de Europa están sujetas, como si transportaran a los juegos algunos de sus temores y miedos en los largos inviernos, recuerdos de sus infancias.

Es tal vez la mejor manera de definir la experiencia por la que pasa quien juega Little Nightmares: un desafío, dentro de segmentos de fuerte intensidad, moldeados por una fuerte carga emocional, en contrapunto a las fases de puzzles, ajustadas a la luz artificial, en donde moverás interruptores y desplazarás piezas. El lugar, The Maw, es, literalmente, poblado por nuestras pesadillas de la infancia, una especie de gigantesca dimensión alternativa en forma de desplegable. Todo este viaje a los rincones de nuestra memoria, toma por asalto los impactantes cuadros que en este viaje de Six se revelan maduros, dotadas de secretos y cosas que podemos mover, promoviendo, en todo momento, una sensación de curiosidad.

Un punto importante a tener en cuenta es que, tal y como su nombre lo indica, se compone de tres contenidos adicionales que se publicaron posteriormente en las otras versiones. Siendo estos contenidos gratuitos, se pueden disfrutar desde el principio. Lo que significa que desde el inicio podemos empezar a jugar con Six, recorriendo su historia, o saltando directamente al muchacho fugitivo, cuyo nombre está compuesto también por tres letras: Kid. Si vas a jugar por primera vez, es altamente recomendable que empieces por Six, porque habrá conexiones posteriores que tendrán más sentido si iniciamos la historia con este personaje.

Curiosamente, existe una superposición de los planos y de las narrativas cuando jugamos con Kid. Es una decisión ajustada en la medida en que los productores pretenden presentar la misma historia desde un punto de vista alternativo, con direcciones distintas. Así, hay una reposición significativa de las áreas y segmentos de juego presentados bajo la perspectiva de Six. Sin embargo, el ambiente es diferente y hasta los antagonistas tienen una composición diferente y diversas reacciones frente a nuestra presencia.

Los propietarios de una Nintendo Switch tienen ahora a su disposición uno de los mejores juegos del año pasado, con la ventaja de poder disfrutar de todos los contenidos adicionales sin pagar más por ello. Es un bono que acaba por prolongar la experiencia. Little Nightmare no reinventa las plataformas y puzzles de los “side scrollers”, pero es convincente y maduro en las ideas, en la construcción de un mundo poblado por miedos y temores que forman parte de nuestro imaginario infantil, cuando todo a nuestro alrededor parecía gigante y desconocido.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad