Far Cry 5

Quién ha jugado alguna Far Cry sabe muy bien qué esperar del juego: acción, muchos disparos, bombas y una interesante exploración en un mundo abierto con diversas actividades. Todo esto ambientado en alguna región aislada del mundo controlada por un villano loco y sádico.

Far Cry 5, presente para PlayStation, Xbox One y PC, no es diferente. El nuevo juego sigue al pie de la letra estas instrucciones para entregar una experiencia divertida de jugar, con la diferencia en el tema que aborda el fanatismo religioso, así como una ambientación en los Estados Unidos.

Un aspecto importante en Far Cry es la figura del bandido que roba el protagonismo en la aventura. En Far Cry 5, Ubisoft extrapola esa idea de poner no uno, ni dos, sino tres grandes antagonistas para enfrentar. Por más que Joseph Seed, el “Padre”, ha ganado protagonismo en los trailers y material de divulgación, no actúa como único villano. En el transcurso de la aventura están representados también sus hermanos: John Jacob y Faith Seed.

Juntos, los Seed comandan la secta Puerta del Edén – un grupo de fanáticos religiosos que tomó el control de la ficticia Hope County, una región aislada entre las montañas del estado estadounidense de Montana, con la intención de purificar a sus habitantes, prepararándose para el fin de los tiempos.

Por su parte, el jugador, en el papel de un recluta sin nombre y desconocido de la policía local, tiene el objetivo de encontrar y rescatar a los supervivientes y organizar una resistencia para tomar de nuevo la región.

John Jacob y Faith controlan, cada uno, las tres regiones en el mapa que el jugador explora, mismas que pueden ser liberadas en cualquier orden, no siguiendo una narrativa lineal.

Así, podemos observar que Far Cry 5 no trata de reinventar ni se arriesga mucho en cosas diferentes. Por ejemplo, los elementos de creación de artículos han sido minimizados y sistemas adicionales, como el Karma de Far Cry 4, no tienen mucha importancia en el juego.

La impresión es que Ubisoft quiso hacer del nuevo Far Cry un juego mucho más directo y simple, centrándose en la experiencia de la acción, con un arsenal considerable de armas para usar; así como la exploración del mapa en vehículos por tierra, agua y aire.

El problema es que las mismas actividades se repite en cada una de las tres regiones, con sólo una o dos acciones nuevas. Esto hace que el juego se vuelva un tanto repetitivo.

Lo que sí llama mucho la atención en Far Cry 5, y lo que más lo diferencia de los juegos anteriores, es la temática religiosa que posee. Muchos pueden ver una audacia de Ubisoft en abordar el tema, pero no llega a tanto.

La religión es, sí, un tema muy presente y determinante para pintar a los antagonistas de lunáticos, pero esto también evidencia el uso de un argumento que justifique, fácilmente, los actos de nuestros enemigos.

Conclusión sobre Far Cry 5

El distanciamiento, en tiempo, en relación con el último título de la serie, Far Cry Primal, acaba convirtiéndose en una ventaja para no dejar de lado toda la experiencia de Far Cry. Al final, Far Cry 5 es uno de esos juegos que parecen versiones revisadas y ampliadas de sus predecesores.

Sin embargo, puede ser suficientemente atractivo para atraer a más jugadores, principalmente con el mayor enfoque en los elementos cooperativos. Para quien nunca tuvo la oportunidad de jugar otros Far Cry, el nuevo juego es un buen punto para disfrutar de lo mejor, en términos de acción y experiencia de un mundo abierto.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad