F1 2018

Después de la pausa de verano (entre el Gran Premio de Hungría y el GP de Bélgica median tres semanas), la Fórmula 1 regresa a la competición habitual, terminando sólo en Abu Dhabi, cerca del final del año. Sin embargo, es después de unas merecidas vacaciones y a su regreso a la lucha en la pista que la Codemasters presenta F1 2018 con la licencia de las entidades involucradas en la mayor competición automovilística, especialmente a Liberty Media.

La editorial británica se encuentra con una especial oportunidad para suscitar el interés de los amantes de este deporte de motor, justamente cuando se concentran las miradas después de tomar un merecido descanso.

Así ha sido en los últimos años, optando por lanzar ahora F1 2018, cuando la temporada de F1 va a la mitad y no en su comienzo, habitualmente en el mes de marzo. De resto este es también un tiempo de alineación de los equipos, de definición de los pilotos para la próxima temporada.

La denominada danza de las sillas cobra un especial relieve en este momento, y el punto más famoso hasta el momento es la salida de Fernando Alonso en la Fórmula 1, que después de 17 años de intensa actividad, acumulando victorias y dos campeonatos del mundo, decide poner un punto final en esta competición.

F1 2018 representa por lo tanto el último juego en el que podrán jugar con el español natural de Asturias, así como conocer a Daniel Ricciardo en Red Bull, que ya tiene contrato con Renault para la próxima temporada. Pero si estos cambios sólo surtirán efecto a partir del final de la presente temporada, en todo encuentran la debida representación, con destaque para los siempre apetecibles nuevos circuitos.

No son propiamente sonantes novedades, ya que el GP de Alemania ha estado presente en otras ediciones, y en Paul Ricard es un trazado con muchos años, habiendo hecho parte del campeonato del mundo, pero sólo este año fue reintegrado en el mundial, el GP de Francia. De resto se trata de una pista con un diseño inusual, que merece la pena ser probado.

Después de un primer contacto es inmediata la sensación de velocidad adicional. No es que la velocidad de la punta sea mucho mayor. Es en la aceleración entre los varios engranajes y el agarre adicional que a veces se acumulan preciosos segundos. La percepción de velocidad adicional y una absoluta fluidez son inmediatas, en especial en los circuitos en los que los muros y los rails de protección están más cerca, como en Mónaco o en Canadá.

El juego parece reflejar también los cambios, revelándose más equilibrada, aunque sea elemental señalar que F1 2018 es un juego de tendencia arcade, con puntos y algunas derivas para la simulación cuando se juega en la máxima amplitud y dificultad, esto es, con los daños que causen en el máximo, el desgaste de los neumáticos, sin asistencias y temperaturas de la pista.

Son factores que Codemasters se renueva cada año y por ello esta edición puede causar la impresión de mantenimiento de la jugabilidad, que en gran parte deriva de la edición pasada. Los jugadores podrán siempre jugar en el modo carrera en el grado de dificultad máximo, una experiencia muy cercana a la de las sensaciones vividas por un piloto.

El modo carrera es, una vez más, crucial en F1 2018, siendo la opción más profunda y consistente, capaz de garantizar una gran longevidad, sólo comparable con sesiones multijugador a nivel de la participación en una comunidad dedicada.

Codemasters hace varios años que comenzó a desarrollar de manera muy firme y fiel a los rostros de los pilotos que trabajan en la disciplina, capturando los momentos esenciales de un GP, como si de una retransmisión televisiva se tratase. Es una buena forma de promover la autenticidad, sentir que los rivales existen y son los que pasan en la televisión, empezando por su compañero de equipo.

El regreso de los clásicos amplía las opciones y promueve una comparación entre el actual momento de la disciplina y el pasado.

De un modo general, los cambios en el modo carrera no son muy significativos, siendo que gran parte de su estructura deriva precisamente de las ediciones anteriores. Sin embargo, al entrar en las entrevistas, la consistencia es quizás la palabra que mejor define el juego de coches que mejor uso le da a una licencia, hasta el momento.

Sin embargo, es en la pista de que todo se decide. A juzgar por las modificaciones implementadas en el nuevo reglamento, Codemasters perece haber replicado con éxito la mayor velocidad media de los monoplazas. Fluidez, velocidad y calidad visual son algunos de los puntos que más se destacan, uniéndose a una ya sólida conducción, que esta vez se muestra más agresiva, fruto de la mayor agarre del coche, proporcionada por los neumáticos más anchos.

Hay escenarios de gran belleza, sobre todo en las carreras disputadas en el momento en que el sol está casi en sintonía con el horizonte. La luminosidad es la mejor y la descripción de los coches es muy agresivo. Sin embargo, aún mucho que puede ser hecho con el fin de lograr un efecto más cinematográfico y espectacular cuando se producen accidentes y pérdidas de control de los coches, como es visible a partir de una transmisión televisiva.

Hace varios años que la serie F1 es la que mejor uso hace de una licencia de deporte del automóvil y del motor. F1 2018 es el más reciente en una serie de Codemasters que revela la consistencia y una evolución bastante madura.

En una temporada de cambios significativos en el nivel de los monoplazas más rápidos de la historia de la F1 – la productora inglesa ha demostrado ser capaz de hacer un seguimiento de estas modificaciones, mostrando un juego que transmite mejor la garra en la pista de los nuevos coches y el siempre inevitable factor dramático, provocado por una colisión, una salida de pista, un agujero, una lluvia anunciada en el radar meteorológico.

Todavía hay margen para hacer mejor sobre F1 2018, eventualmente, estableciendo un giro alrededor de un mayor realismo, aunque Codemasters nunca ha perdido de vista una experiencia de conducción muy transversal, capaz de permitir una diversión rápido e inmediato y también una experiencia más cercana a la realidad y también más exigente.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad