Dishonored 2

Dishonored 2 es la esperada secuela del juego lanzado por Bethesda Softworks en 2012. El título vuelve con prácticamente la misma fórmula de su predecesor, siendo un completo éxito. Y es que Arkane Studios logró rescatar todos los elementos que hicieron del primer título, uno de los más representativos de su género.

La historia comienza con Corvo Attano y Emily Kaldwin recibiendo a un grupo de visitantes, entre los que se encuentra Delilah Copperspoon, que ya apareció en The Knife of Dunwall y Brigmore Witches, dos packs de contenidos descargables del juego anterior. La bruja dice ser hermana de la antigua emperatriz Jessamine Kaldwin, por lo que ataca a los soldados y usurpa el trono.

En este momento, el jugador debe elegir jugar con Corvo o Emily. El personaje que no sea elegido será detenido por Delilah, mientras que el sobreviviente debe huir de Dunwall para Karnaca y buscar una forma de volver todo a la normalidad.

Dishonored 2: Vieja mecánica, nuevas formas de jugar

Quien jugó el primer título, se sentirá como en casa con Dishonored 2, independientemente del personaje que elija. Corvo, sin embargo, se mantiene familiar. Su modo de juego es prácticamente idéntica al del primer título, a pesar de que es posible conseguir algunas mejoras únicas para sus poderes, lo que abre un abanico de posibilidades en los extensos mapas de Karnaca.

Jugar con Emily, sin embargo, requiere una curva de aprendizaje mayor. A pesar de no ser tan diferente, la emperatriz cuenta con habilidades muy distintas, siendo la opción recomendada para aquellos que buscan una experiencia aún más diferenciada.

Explorar nunca es demasiado en Dishonored 2

Así como en el título anterior, el jugador visitará diferentes lugares en cada misión. Sin embargo, Arkane Studios hizo un excelente trabajo de level design, garantizando lugares aún mayores y más interesantes para ser explorados.

Y esto se hace varias veces más real al recordar que cada misión tiene un montón de coleccionables, “runas” para mejorar poderes y otros objetos de valor. Y cada uno de ellos vale la pena ser buscado. Lo que puede tardar bastante.

Paciencia

Dishonored 2 no es un juego para gente con prisas. Explorar, navegar por el mapa y encontrar los elementos requiere de paciencia y tiempo.

Los enemigos, por cierto, son una amenaza real. Esto porque, así como el primer juego, Dishonored 2 cuenta con el sistema de Caos, que afecta el mundo a tu alrededor y también el final de la campaña.

Matar a los enemigos significa aumentar el Caos. Pero un Caos bajo garantiza menos enemigos, menor infestación de Moscas de la Sangre (la plaga que asola Karnaca) y un final “más optimista”, como el propio juego describe.

Por supuesto, un Caos alto no significa exactamente un final peor, sino diferente. Esto, acompañado del hecho de que hay dos personajes muy distintos, anima a que la campaña sea completada varias veces utilizando diferentes estilos de juego.

Conclusión sobre Dishonored 2

Dishonored 2 puede ser considerado mejor que su predecesor. Más importante que eso, es capaz de ofrecer una experiencia completamente nueva, aunque manteniendo mecánicas y elementos del juego anterior.

La historia no es un lugar destacado para el título, quedando en segundo plano en la diversión, pero el grado de libertad para actuar como se quiera en las misiones, el tamaño amplio y el diseño muy bien elaborado los mapas, con elementos y objetos de colección, son motivos más que suficientes para pasar muchas horas en el juego.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad