Deus Ex: Mankind Divided

Con Deus Ex: Mankind Divided el estudio Eidos Montreal ha hecho su deber en arreglar algunas de las fallas del juego pasado, entre ellas, las mecánicas de tiro.

No es que esta secuela de Deux Ex se haya vuelto una especie de Call of Duty, pero para aquellos que quieran utilizar las armas del juego, van a encontrar mejores controles y un enfoque mayor en la acción, con la novedad de algunas armas, pudiendo cambiar tipos de balas y accesorios.

El nivel de diseño de los ambientes y algunas de las nuevas habilidades de Adam Jensen ahora permiten diversas posibilidades hasta llegar a la meta, lo que incentiva más el enfoque de sigilo.

Así mismo, las luchas contra los jefes también fueron mejoradas. Siempre habrá una opción de hacerles frente de forma no violenta, en función de las decisiones tomadas durante la misión o, incluso, hacerlo cambiar de opinión de una forma más diplomática.

Como sabemos, un juego de ROL no puede es lo suficientemente bueno sin una trama que deje al jugador intrigado y dispuesto a continuar en la aventura. Y es, precisamente, en ese aspecto, que Mankind Divided consigue destacar.

La mayor parte de Deus Ex: Mankind Divided se desarrolla en la ciudad de Praga, en 2029, dos años después de la Human Revolution y, a pesar de que las decisiones del jugador no afecten en la continuación, el incidente ocurrido en el final del primer juego es el elemento principal de la trama actual.

Las personas “mejoradas”, que tienen partes mecánicas en el cuerpo, están siendo perseguidos y segregadas por los humanos “puros”. En medio de esta tensión, se producen atentados terroristas que hacen que el protagonista, Adam Jensen, ahora un miembro de la Interpol, entre una vez más en acción.

El juego obliga al jugador a elegir entre dos opciones para continuar la misión, pudiendo afectar en gran medida el desarrollo de la historia. Por lo que se gana y que se pierde debe ser cuidadosamente estudiado.

A pesar de ser un escenario de ciencia ficción y bien diferente de lo que vivimos, los temas abordados en el game dialogan con, y son, un espejo de nuestra realidad. Temas como la segregación racial, los prejuicios, el extremismo religioso y la policía militarizada aparecen en el juego, siendo discutidos por los personajes y que, de una forma o de otra, nos hacen reflexionar.

Aunque Deus Ex: Mankind Divided presente estas mejoras en la jugabilidad y una ambientación que supera al anterior, detrás de esto se puede ver un game muy dependiente de la estructura ya establecida, lo que no es tan bueno para una continuación.

El final del juego corre con algunas tramas paralelas. La sensación es que estamos viendo la segunda parte de una trilogía, siendo que no sabemos si un tercer acto va a existir.

Deus Ex: Mankind Divided puede hacer honor al nombre y dividir las opiniones de los jugadores. Seguramente no pudo crear un impacto tan fuerte como el anterior, pero la entrega es lo suficiente como para aquellos que adoraron Human Revolution.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad