Bayonetta Switch

No hay mucho para decir sobre el primer Bayonetta. Bayonetta fue lanzado originalmente el 29 de Octubre de 2009 en Japón, llegando unos meses más tarde, en 2010, al Occidente con versiones para Xbox 360 y PlayStation 3. Con Hideki Kamiya al timón, que dejó en Capcom un gran legado con Devil May Cry 3, Bayonetta se ha revelado como una sorpresa al ponerse inmediatamente en el podio del género de los hack-and-slash. Su capacidad de combate altamente fluido, acción excesiva y estilo bizarro, lo ha convertido en un juego único.

A pesar de haber sido un título multiplataforma, la secuela fue anunciada como una exclusiva para Wii U. De acuerdo con las palabras de Hideki Kamiya, que ya no es el director de la secuela, Bayonetta 2 iba a ser originalmente financiado por Sega, pero debido a las circunstancias en la editorial, la producción se detuvo.

Nintendo se metió en medio, aceptó financiar el resto del desarrollo y la secuela se convirtió en un exclusivo para la consola. Aquí, ya en 2014, surgió la oportunidad de relanzar el primer Bayonetta para Wii U, y fue así que surgió la segunda edición del juego.

El año pasado surgió la tercera edición de Bayonetta, esta vez para PC. La versión para PC se ha convertido en la mejor forma de jugar Bayonetta 2 en la actualidad. Aunque las versiones anteriores hubieran calidad (con la excepción de la versión de PS3 que tenía problemas de rendimiento), la llegada de la versión para PC ha permitido, por primera vez, aumentar la resolución 4K y ajustar otros parámetros visuales para obtener la máxima calidad de los gráficos. Ahora, menos de un año después, llega la versión para la Nintendo Switch.

La ventaja de la versión de Bayonetta para la Nintendo Switch es obvia: la portabilidad. No es la única versión que puedes llevar a cualquier lado, ya que no podemos ignorar la existencia de los ordenadores portátiles, pero debido a las dimensiones de la Nintendo Switch, es sin duda la más cómoda. No hay mucho que apuntar a la calidad de esta versión. La resolución está bloqueada a 720p, tanto en modo portátil como en el modo TV.

Hay una ligera decepción de no haber soporte para 1080p en el modo TV, pero tal vez haya sido un compromiso necesario para mantener la estabilidad de los 60 fotogramas por segundo, de forma que no se produzcan saltos en el ritmo y en la fluidez, dos aspectos cruciales de un juego de acción.

Los estándares actuales, un título maravilloso y que se juega sorprendentemente bien, son las características principales de Bayonetta Switch. A pesar de ya haber jugado todas las versiones anteriores y de haber llegado a su fin más de una vez, puedes pasar horas jugando la versión para la Nintendo Switch.

Personalmente, el primero sigue siendo mi favorito. La paleta de colores podría ser más variada y viva, algo que la secuela trató de corregir, y puede haber algunos momentos frustrantes con algunos enemigos o errores que resultan en la muerte instantánea, pero no deja de ser sorprendente que un juego con esta edad pueda permanecer tan actual y mejor que otros juegos más recientes del género. Aunque no añade nada nuevo al juego, esta versión para la Nintendo Switch es bienvenida y se convierte en una oportunidad de dar a conocer un juego que nunca tuvo el éxito merecido.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad