Agents of Mayhem

La franquicia de Saints Row necesitó sólo de tres juegos para alejarse de la etiqueta de «clon de GTA» y, ahora, un nuevo juego aparece con un concepto diferente, esta vez huyendo de la serie principal en la búsqueda de una nueva identidad propia: Agents of Mayhem, desarrollado por Volition y publicado por Deep Silver.

Aunque tenga varios elementos relacionados con la franquicia de la cual se deriva, Agents of Mayhem tiene un enfoque diferente tanto en la presentación como en la jugabilidad. Algunos de estos elementos funcionan bien, ayudando a mantener el interés en el juego, pero otros no son aprovechados de la mejor manera, lo que genera una experiencia muchas veces tediosa y carente de interés.

El juego no se toma en serio en ningún momento, lo que es ideal en este caso. El aspecto visual y el clima general del mundo y de los personajes son una broma con los dibujos animados de acción de los años 80, incrementados con el típico humor políticamente incorrecto de Saints Row (aunque sea un poco menos exagerado).

Durante la aventura, el juego también hace numerosas referencias a la cultura pop, incluyendo memes, anime, juegos y super-héroes de los cómics.

La historia acompaña a Agents of Mayhem, una organización formada por hombres y mujeres singulares, que tienen la misión de detener a la LEGION, una organización maligna comandada por un villano megalómano que quiere dominar el mundo: el Dr. Babylon.

La interacción de todos los personajes es uno de los elementos más atractivos del juego, generando conversaciones divertidas e inusuales, además de combates totalmente absurdos. Sin embargo, esto no es capaz de mantener el interés en el juego por mucho tiempo.

Incluso con este enfoque divertido, basado en la parodia; así como un montón de otras cosas que son fácilmente reconocibles por “los nerds”, el juego peca en la parte más importante: la jugabilidad.

No es que sea malo: los controles funcionan muy bien y cada personaje es único, con armas, equipos, habilidades y personalidades propias, lo que ayuda a dar variedad al combate. Pero si el concepto es genial, la ejecución deja que desear. Y mucho.

Desde el comienzo el jugador tiene acceso total al mapa, que es una versión futurista de la ciudad de Seúl, en Corea del Sur. Por desgracia, es bastante pequeño en comparación con otros juegos de mundo abierto, y peor: bastante vacío, dando muy poco incentivo para explorarlo.

Incluso el combate, que es la base del juego, no es de la mejor calidad. Todas las misiones se parecen: ir a un determinado lugar y matar a todo el mundo. No sólo eso, los lugares son, muchas veces, los mismos; y existe una variedad muy pequeña de enemigos. Dejando aparte a los jefes, esto significa que vas a hacer frente a los mismos enemigos en los mismos lugares desde el principio hasta el final de la campaña.

La mayor parte de las misiones paralelas son más matanza (en los mismos lugares de nuevo) o actividades muy superfluas, como destruir un vehículo de la LEGION o entregar un coche civil.

Conclusión sobre Agents of Mayhem

En fin, Agents of Mayhem termina siendo un juego con mucha acción repetitiva que, incluso con una buena jugabilidad, nos llegará a aburrir muy rápido. Además, después de terminar la campaña principal, hay menos incentivo para continuar.

Sin embargo, hay potencial para que se haga algo mejor con el tiempo. El juego da indicios de que puede tener una continuación en el futuro, lo que puede ser una oportunidad para una versión más elaborada e interesante, y no sólo un juego genérico tras una presentación de buen humor.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad