A Way Out

A Way Out es un juego de acción de Electronic Arts para Xbox One, PS4 y PC. En él, controlas a un dúo de delincuentes junto a un amigo en una campaña cooperativa.

En el juego tomas el control de Leo o Vincent, dos delincuentes que se conocen en la cárcel, y que el destino acaba entrelazando sus caminos. Juntos, deben en todo momento actuar de forma cooperativa para resolver problemas ocasionales, establecer planes y cumplir sus objetivos.

La trama puede ser un poco repetitivo para los acostumbrados a los juegos y películas que involucran tramas con fugas de la cárcel y robos colectivos. Sin embargo, la forma en que la narración es presentada deja siempre un aire de curiosidad, ya que a toda hora hay destellos de diálogo que, poco a poco, revelan la personalidad de cada protagonista y algunos de los motivos que los hicieron seguir aquel camino.

Los momentos en que tú y tu aliado tienen que decidir qué hacer también son interesantes. Las decisiones afectan los rumbos de la historia, lo que puede suscitar la rehacer las situaciones y descubrir consecuencias alternativas.

La propuesta principal de A Way Out es ser totalmente cooperativo. En otras palabras, es imposible terminar el juego por ti mismo.

Para los más veteranos, A Way Out es un viaje al pasado, donde los videojuegos limitaban al azar con dos o más personas para el mismo videojuego. Además, las tvs de hoy en día, cada vez más grandes, hacen que el proceso de dividir la pantalla no comprometa la jugabilidad.

Es posible afirmar que jugar con otra persona en la misma consola es más divertido que en línea. El juego provoca una interacción en todo momento, decidiendo cuándo será el siguiente paso y ayudando al compañero con la pantalla en determinados casos.

De esta forma, A Way Out se destaca mediante un elemento que, curiosamente, ya no suele encontrarse tan frecuentemente.

Por otra parte, los personajes poseen rasgos caricaturescos, además de que los coadyuvantes son muy parecidos los unos con los otros, lo que llega a confundirnos en algunos momentos. Sin embargo, esto no modifica sustancialmente la experiencia del juego.

Ausencia de otros modos

No es que este sea un gran problema, pero A Way Out trae una propuesta tan certera, que podría aprovecharse de otras formas. Al terminar el principal y único modo, el de “Campaña”, para muchos jugadores la sensación de deber cumplido, ya que, aunque es entretenido por horas, difícilmente van a desear jugarlo de nuevo (es decir, la campaña en su totalidad).

Tal vez un modo multijugador en el que es preciso actuar de forma cooperativa para ganar, o una caza del tesoro, podrían agregar contenido y hacer que el título no vuelva al estante de la sala más rápido de lo que debería.

En resumen, A Way Out es un juego bastante entretenido, por la primera vez y, sobre todo, si tienes alguien con quien jugar. De lo contrario, el juego se puede volver algo aburrido; quedando, además, la sensación de que hacen falta otros modos de juego.

Responder

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad